¿Qué nos dicen las redes neuronales?


La tendencia de la computación es incorporar métodos para la solución de problemas complejos. Uno de estos métodos son las Redes Neuronales Artificiales (RNA), que según ciertos autores y sus teorías “son una inspiración en la forma que funciona el cerebro humano”. Se encuentran integrados por millones de neuronas interconectadas unas con otras, que trabajan en conjunto para producir un estímulo de salida o resultado.

Esta coordinación y evolución de las RNA, intentan ser cada vez más perfectas en la resolución de problemas; y desde sus orígenes en el reconocimiento de patrones y predicciones. Sin embargo, la preocupación de científicos es como representar sus diversos modelos matemáticos por medio de la computación. Para ello, sean creados herramientas y lenguajes de programación, capaces de simular procesos internos como lo haría un cerebro humano.

El desarrollo de software, también dio origen a la neuro computadora, con capacidades superiores a las computadoras convencionales, que permite la emulación de las Redes Neuronales Artificiales (RNA), con mayor velocidad, sin  que se logre aun una perfecta eficiencia. Sin embargo, los esfuerzos de científicos por validar sus modelos y llevarlos a la práctica, ha permitido usarlos para encontrar relaciones complejas en grandes cantidades de datos.

En este sentido, el reconocimiento de patrones ocultos en el extenso “mar de la información”, ha dado origen a la aplicación de Redes Neuronales Artificiales (RNA). Por ejemplo el juego de ajedrez por computadora, se base en el reconocimiento de movidas o jugadas; ejemplos similares al reconocimiento de patrones para pronosticar la bolsa de valores, clasificación de clientes para otorgarles o no un crédito empleando metodología de las RNA.

Pues al someter una cantidad considerable de datos, muchísimos más que puede asimilar el ser humano, estas máquinas inteligentes son capaces de predecir, modelar y simular ambientes cambiantes en instantes. De hecho, una red neuronal ha demostrado ser tan potente, que ni los pronósticos meteorológicos se salvan de su análisis y predicción, así como predecir enfermedades por medio de la respiración.

Además, la aplicación de las RNA no pueden escapar de la clasificación de bebidas y alimentos, por ejemplo, la clasificación de vinos de acuerdo a su añejamiento o determinar si una fruta alcanzado el sabor adecuado, sin tener que dar un mordisco a la fruta, y uno más avanzado olfatear si la comida es de buena calidad o no.

Es importante resaltar, que el uso de las Redes Neuronales Artificiales, y su aporte en la solución de problemas complejos. Envueltos en la evolución, investigación y la implementación práctica de alguna red neuronal. Pues, se vislumbra en algunos años, sistemas más complejos y aplicaciones que demanden de mucho más esfuerzo computacional artificial.

Anuncios
Publicado en Educación

Docentes innovadores, son “mal vistos”


Intentar dar el primer paso, para abandonar la trágica enseñanza tradicional, es el desafío. Enfrentar un duro camino de críticas, envidias y hasta llamados de atención por autoridades y compañeros, eso lo que enfrenta todo docente que decidió salir de la “zona de confort”.  En muchos de los casos, hacer lo mismo de siempre, es la ley suprema casi en la mayoría de docentes.

La motivación a diario del docente, juega un papel importante  para alcanzar las metas que se proponga. Sin embargo, se desvanece cuando el resto de docentes, quizá hagan sus actividades innovadoras en el aula o no realicen nada, reciban el mismo estímulo o reconocimiento de quienes sí lo hicieron de verdad.

Por qué, mal vistos

El simple hecho de no tomar largos y tediosos exámenes en papel o el mandar a imprimir extensos “manuales o guías” en su gran mayoría “copia y pega” del internet, entre otras. Es decir mal visto, porque se utiliza para las anteriores actividades entornos pedagógicos activos (aulas virtuales de aprendizaje), que por años hemos sido participe de alguno de los cursos.

Mal visto porque el docente debe conocer primero como aprende el estudiante para implementar estrategias de aprendizaje, antes que una  prueba diagnóstica de conocimiento al comienzo de un ciclo académico. Mal visto porque la planificación de clases, cambió de extensos temas, que a lo largo no se verán en clases por planificarlos por fecha, día y hora, de modo que el estudiante conocerá exactamente que aprende en las horas de clases.

Abandono de la zona de confort a innovador

Si bien es cierto, no hay una varita mágica que nos diga a los docentes, así se debe hacer o esta es la fórmula que debemos seguir. El fin es salir de la “zona de confort” y explorar territorios desconocidos, por supuesto nos ha de causar miedo a fracasar, inseguridad, entre otros pensamientos no alentadores, que lo buscan es quedarnos es el confort, alivio y para que preocuparnos.

Es decir, convertirse en docente innovador implica, que debe tener a más de conocimiento, experiencia de la práctica de su profesión, a su vez habilidad para proponer cambios, que ayude al estudiante “aprender a aprender”. De modo, que los estudiantes demuestren interés por nuestras clases y se involucren con la información que le proporcionamos, de esta forma sabrán para que sirve lo que están aprendiendo.

Ambiente innovador de aprendizaje

No es lo mismo recibir clases en un aula de pizarrón y marcador, que pizarrones digitales, internet y cuanta tecnología más. Este último resulta motivante, es como tener todo a nuestro favor, pero sin olvidar que el estudiante debe saber que de él depende el autoaprendizaje y no esperar que el docente todo explique. De forma, que fomente el pensamiento crítico y creativo, el trabajo en equipo mediante tareas colaborativas.

Todo cambio innovador que emprendamos, partirá del deseo y de las muchas ganas de aprender y sobe todo investigar las mejores prácticas innovadoras en el aula. Un docente motivado, es un docente innovador, que tome a la educación como un reto, no como una obligación.

Publicado en Educación

Reformas en la educación técnica y tecnológica


La formación técnica y tecnológica en el Ecuador, tomó un nuevo rumbo de la alternabilidad: Entre la aula de clases (formación) y la actividad laboral en la empresa, más conocida como modalidad Dual. Sin embargo, esta modalidad falta aún fortalecer tanto en institutos tecnológicos públicos y particulares. Para ello, necesita que la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) sea reformada y recoja las problemáticas encontradas desde entrada en vigencia la actual Ley que aún no se deroga.

Debilitamiento y desvalorización de la educación superior

Una de las problemáticas, es sin duda el debilitamiento de la formación técnica y tecnológica, al tener un estatus de nivel superior, no es lo mismo como una Universidad de exigencia y calidad. Para equilibrar en un mismo sistema de educación superior, los institutos superiores tecnológicos pasarían a convertirse en universidades, previo el cumplimiento de requisitos específicos en la LOES y reglamentos de educación superior.

De esta manera, los institutos superiores tecnológicos, pedagógicos, de artes y conservatorios y universidades públicas y particulares tendrán las mismas oportunidades para ser evaluados y acreditados, bajo los mismos estándares de calidad y exigencias académicas, vinculación con la colectividad, investigación entre otros.

Continuar con estudios superiores de posgrados maestrías o doctorados, quienes culminen el nivel de formación técnica y tecnológica, previo al cumplimiento de requisitos. Es una de las motivaciones para que estudiantes no finalicen su formación, en otras universidades. De modo, que el tecnólogo superior universitario, acceda directamente a estudios de formación de cuarto nivel de su preferencia.

Formación de posgrados tecnológicos

Desde la perspectiva docente, formar tecnólogos universitarios y que continúen sus posgrados en el país, podría revolucionar la educación técnica y tecnológica, debido que en los actuales momentos no se tiene instituciones de educación superior para formar tecnólogos de cuarto nivel, por ejemplo maestría tecnológica.

Otras de las discusiones y posibles inclusiones en la Ley, es el reconocimiento por la trayectoria profesional para obtener la maestría tecnológica, es decir, no es necesario que el profesional asista a clases, sino con su vasta experiencia en la práctica y cumplir con requisitos previos exigidos en leyes y reglamentos.

Subvaloración de la profesión de técnicos y tecnológicos

Si bien es cierto con la formación Dual, se ha integrado la académica con la empresa. Esta formación necesita fortalecerse, es decir reformar leyes y reglamentos laborales, para el sector público y privado, de esta forma el tercer y cuarto nivel de estudios técnico y tecnológico, reciban el mismo trato salarial que un universitario.

Es hora que la formación técnica y tecnológica en nuestro país, trascienda y gane espacio como la universidad actual, necesarios para distintas formaciones. Más aun para quienes estamos inmersos en la formación de técnicos y tecnólogos, conocemos de la realidad y las reformas que podrían venir para fortalecer el sistema de educación superior.

Publicado en Educación

La calidad en entornos de aprendizaje ubicuo


La sociedad del conocimiento exige cada vez más utilizar tecnología, por ejemplo de herramientas digitales portátiles (móvil learning) con la finalidad de apoyar a los procesos de enseñanza y aprendizaje. Las opciones tecnológicas que ofrecen estos equipos brindan la oportunidad para construcción colaborativa del conocimiento.

En este contexto, las instituciones de educación, atentos a los cambios sociales y desarrollo tecnológico, es la oportunidad para introducir dispositivos móviles en ambientes de aprendizaje. La calidad radica en la solidez pedagógica del aprendizaje móvil o ubicuo, que constituyen estos entornos, en base teorías del constructivismo.

La ubicuidad en el entorno pedagógico

Recordemos la educación a distancia nacida en ambientes virtuales, pone al estudiante en el centro de procesos y actividades, enfocados en modelos constructivistas o sociocognitivo. Según Keegan (2005), el aprendizaje es una de las experiencias personales, con la característica de los individuos al desarrollar el conocimiento y la comprensión, a través del desarrollo de actividades y la repetición continúa de los que desea aprender.

Además coinciden los autores Onrubia (2005) y Rogers ( 2001), que el aprendizaje se desarrolla en un contexto social, es decir no es personal, sino mas bien en un entorno de aprendizaje colaborativo en grupos de trabajo, a su vez permita compartir con sus compañeros actividades y tareas. De esta forma permita contrastar, validar o rechazar sus ideas (Trifonova, 2003).

La tecnología ubicuo, toma al Internet y las redes sociales, cuyo aprendizaje puede ser percibido como una necesidad de comunicación o de carácter social. De modo la industria de dispositivos móviles, advierte que los contenidos no son un punto de partida para el aprendizaje.

Esta independencia de apartar la obligación de aprender contenidos establecidos y elegir lo que le conviene al estudiante, no siempre será visto de buena manera para cualquier sistema de educación. Por cuanto el estudiante debe aprender de forma escalonado, lo que necesita para su formación profesional. Sin embargo, el estudiante podría llevar su propio material y aprenda lo que considere apropiado, con la ayuda docente que él decidiera.

Limites de contenidos ante la tecnología

No se trata de pedagogía, ni tampoco de aprendizaje, sino el papel que jugará la tecnología, por ejemplo, ponerle a leer grandes contenidos de información soportados en pesados archivos (PDF) o escribir largos y tediosos textos con el teclado de un en Smarphone. Sin considerar que las pantallas de estos celulares no tienen la función de realizar, como haría una computadora de escritorio o laptop.

Los dispositivos móviles no deben hacer cosas más allá de su capacidad, es decir integrar lo que realmente se necesita, por ejemplo una red social, blog, youtubre, google docs, de modo que si se evalúa no debe ser el uso del dispositivo, sino de las actividades desarrolladas en el, es decir las tecnologías deben ser explotadas todo su potencial para crear una tecnología ubicuo (Reigeluth, 2013).

Todo es un reto, lograr enlazar en un sistema de aprendizaje móvil: Fundamentos teóricos, coordinación y presencia docente, actividades y evaluación, es una forma efectiva y propicia de un sistema de tecnología ubicuo.

Bibliografía

Keegan, D. (2005). The incorporation of mobile learning into mainstream education and training. Obtenido de http://mlearning.noekaleidoscope.org/public/mlearn2005/www.mlearn.org.za/CD/papers/keegan1.pdf

Onrubia, J. (2005). Aprender y enseñar en entornos virtuales: actividad conjunta, ayuda pedagógica y construcción del conocimiento. Obtenido de http://www.um.es/ead/red/M2/el

Reigeluth, C. (2013). Diseño de la instrucción. Teorías y modelos, Santillana.

Rogers, J. (2001). Adults Learning (4th edition).

Trifonova, A. (2003). Mobile Learning – Review of the Literature. Obtenido de http://eprints.biblio.unitn.it/359/

Publicado en Educación

Aprendizaje ubicuo y el internet de las cosas


La tendencia actual en la educación es el aprendizaje ubicuo, es decir la incorporación de dispositivos como teléfonos inteligentes (Smartphones) utilizadas en tareas diarias de estudiantes. Estos aparatos equipados con la más alta tecnología proveen de un soporte para el desarrollo de su educación formal, informal o profesional.

La evolución de la tecnología ubicua en combinación con el internet de las cosas, el estudiante a través de su dispositivo celular permitirá participar de ejercicios propuestos por el docente, contestar sus posibles respuestas, para de inmediato observar sus resultados de todo el grupo de estudiantes.

Tendencia del aprendizaje ubicuo

Desde que definiera Weiser (1991) sobre la computación ubicua, para referirse a la integración de la computadora con objetos cotidianos. Muchos de los autores han permitido que esta definición evolucione a través del tiempo hasta la actualidad, llevado al contexto educativo, de modo que atraviese las paredes del aula tradicional.

El aprendizaje ubicuo en la educación busca en estudiantes una permanente interacción entre programas o aplicaciones móviles, contenidos en dispositivos y las actividades cotidianas. Este proceso implica interacciones de forma natural y sin mayor esfuerzo posible, sin que el educando no se dé cuenta que está con un sistema (Kwok et al., 2011).

La tendencia en el contexto de ubicuidad ha despertado mucho interés en investigadores; sobre todo en explorar conceptos de computación ubicua: interfaces multimodales (presencia auditiva, visual, táctil y gestual), realidad aumentada (integran tiempo real y elementos virtuales), objetos inteligente (interconectados a través de redes). La computación ubicua no es una tecnología nueva, esta lleva varios años desarrollándose en diferentes áreas, gracias a los avances de las redes inalámbricas y teléfonos inteligentes (Smartphones).

Aprendizaje ubicuo con internet de las cosas

El término “internet de las cosas” acuñado por Ashton (2009), definido por el alcance del mundo real con objetos físicos conectados a internet. El término internet de las cosas tiene asociado, la identificación de objetos, la localizacion, el seguimiento, la detección, el monitoreo y la incorporación con el aprendizaje ubicuo.

Los dispositivos conectados a internet, por ejemplo tenemos: vehículos equipados con GPS con el fin de encontrar una ruta correcta; los sensores meteorológicos para la detección de humedad y vientos; y un acercamiento en la educación agente inteligente, que detecta el estilo de aprendizaje a partir de caracteristicas de como el estudiante aprende (European, 2008).

Los estudiantes enfrentana a diario una amplia gama de actividades combinadas en gran parte, con el aprendizaje, la vida cotidiana y el trabajo durante todo el día. Según el trabajo de investigación de (Tabuenca, Ternier & Specht, 2013) analiza una de las actividades diarias, como las que estan asociadas al escuchar contenidos multimedia, más que leer un texto estático y aburrido.

El estudiante debe ser capaz de explotar y explorar nuevos dispositivos con la finalidad de mejorar su uso en el ambito del aprendizaje, que en los actuales momentos invaden nuestra vida cotidiana.

Bibliografía

Ashton, K. (2009). That Internet of Things ́ Thing. RFiD Journa, 22, 97-114.

European (2008). Internet of Things in 2020 – Roadmap for the Future. May 2008, European Comission for Information Society. Obtenido de ftp://ftp.cordis.europa.eu/pub/fp7/ict/docs/enet/internet-ofthings-in-2020-ec-eposs-workshop-report-2008-v3_en.pdf

Kwok, R.-W., Cheng, S., Ho-Shing Ip, H., & Siu-Lung Kong, J. (s.f.). Design of affectively evocative smart ambient media. En Computers & Education.

Tabuenca, B., Ternier, S., & Specht, M. (2013). Patrones cotidianos en estudiantes de formación contínua para la creación de ecologías de aprendizaje. Obtenido de http://www.um.es/ead/red/37/.

Weiser, M. (1991). The computer for the twenty-first century. Scientific American, 265(3), 94–104.

Publicado en Educación

Experiencias: Retos para un nuevo ciclo académico


Con ánimos renovados y los más fervientes deseos para que los objetivos y metas se cumplan son palabras muy efusivas de las principales autoridades de diferentes niveles: escuelas, colegios y universidades. Nos pone en compromiso de sed de aprender para enseñar y dar mucho más de nuestro tiempo, sino pasión por lo que hacemos.

Este reto no es solo para docentes, sino para estudiantes quienes serán los receptores de la información, procesarla y transformarla en conocimiento. De modo, que permitirá construir juntos un mundo mejor, para ello ha comenzado la carrera de resistencia que el objetivo es alcanzar la meta.

Cuál debe ser la meta del docente

Creo que la meta de todo docente no es terminar de dictar toda una extensa planificación o cumplir con obligaciones mínimas de exigencia, sino entregar a estudiantes un valor agregado o algo que se destaque del resto de asignaturas. Desde la experiencia de docente, siempre ha estado marcado por retos, como crear algo nuevo o mejorar algo que hizo anteriormente.

Muchos de nosotros docentes enfrentamos su conocimiento con los nuevos retos, sin embargo el factor de conocimiento, casi siempre está por debajo del reto, por cuanto nos enfrentamos algo desconocido o no sabemos a primer momento cuál será la solución o respuesta, si nos equivocamos o desertamos.

Sin duda, investigar es el camino que nos puede conducir a cristalizar el reto, es decir a través de la experimentación, indagación de información y de la misma práctica de impartir clases. A más de ello, escribir nuestras experiencias, errores y soluciones en artículos académicos o científicos, nos permitirá reflexionar y valernos de esos conocimientos para enfrentar a retos similares o distintos.

Cuál debe ser la meta del estudiante

El reto profesional es trabajar con proyectos, con participación de estudiantes como auxiliares de investigación, su reto es escribir el proceso de elaboración de la investigación en forma de artículo de investigación con características académicas o con mayor profundidad científica, y aún más el reto de publicar en revistas indexadas nacionales e internacionales.

El problema para cumplir el reto en estudiantes, es el desconocimiento u olvido de materias de niveles anteriores, falta de bases para la búsqueda de información o desinterés para aprender temas nuevos. A esto se suma, que el estudiante tiene enfocado en solo pasar el nivel, tras cumplir los mínimos requisitos posibles.

El estudiante deberá al igual que el docente investigar, sobre lo que desconoce, lo que no pudo captar en clases o refuerzo de una determinada temática. Por ello, exige a estudiantes a mantener una buenas relacionas con sus docentes y responsabilidad personal. Es decir, mientras exijamos más a los estudiantes les ayudamos adquirir mayor perseverancia para alcanzar las metas y enfrentar futuros retos.

Publicado en Educación

La política versus la ciencia


La aplicación del modelo “mejor preparado o experiencia de años, más remuneración”, parece ser que va ganando notoriedad en la educación superior sobretodo en universidades y politécnicas públicas del Ecuador. Sin embargo, las críticas por altos sueldos no se hacen esperar por parte de la comunidad universitaria y ciudadanos que consideran una desigualdad con el resto de profesionales.

A estas críticas se suman a las múltiples anomalías, que son notorios en la universidad de recién creación como Yachay, hasta donde se conoce la Universidad Regional Amazónica IKIAM, tendrían similares problemas administrativos y sobresueldos principalmente de sus directivos.

Modelo avalado de sobresueldos

 Mediante decreto N° 247, del 24 de febrero de 2014, en el gobierno del ex presidente Rafael Correa, en el artículo 1, manifiesta que “Las universidades y escuelas politécnicas públicas del país podrán, en base a su autonomía administrativa y financiera expresamente reconocidas en la ley, establecer remuneraciones mensuales de los rectores, vicerrectores, decanos y autoridades…”.

De acuerdo con este decreto los cargos de Rector, Vicerrector, Decanos,  deberán cumplir con un título de Ph.d o equivalente a Doctor, dirección de tesis de posgrados, acumular 100 publicaciones indexadas y con este mismo número tener patentes registrados.

De las 100 publicaciones por lo menos 30 deben ser de alto impacto y estar ubicadas en el rango más alto de ISI Web of Knowledge o SCImago Journal Rank, comprobable mediante el factor de impacto en el año de publicación, reconocimientos académicos y premios.

Lo que difieren estos tres cargos, es su sueldo, un Rector, percibe entre los 16 mil 218 dólares hasta los 18 mil 126 dólares. Mientras un Vicerrector fluctúa su sueldo entre 13 mil 992 dólares hasta los 15 mil 264 dólares y un Decano o personal de similar jerarquía, recibe entre 5 mil 724 dólares y 13 mil 28 dólares. Según este decreto desempeñarán “delicadas responsabilidades que conlleva el ejercicio de sus importantes funciones”.

Justificar no es lo mismo que resultados efectivos

Hasta cierto punto se considera justificado estos sueldos por la notable trayectoria y experiencia en investigación, más que la docencia. Sin embargo, en los cargos antes mencionados, cumplirán funciones administrativas, representación de sus instituciones, académicas, ente otras. Con la probabilidad de no continuar generando conocimiento o realizar publicaciones de alto impacto, como lo hacían antes que ocupen estos cargos.

Sin embargo, los problemas no termina ahí, el “dedo apunta” a los Miembros de las Comisiones Gestoras de las universidades antes mencionadas, que por diversas índoles han tenido que renunciar a sus cargos, sin conocer qué resultados generaron para el beneficio de nuestro país. Más aun las críticas aumentan, por cuando “ganan sueldo sin trabajar en el país”, tan solo se reúnen por vídeo conferencias, porque la mayoría de sus miembros residen fuera del país.

De ahí surgen varias interrogantes ¿Necesitan elevados sueldos para ejercer a distancia las delicadas funciones?, ¿Qué resultados positivos se tendrán?, ¿Cuál es el impacto que genera al interior del cuerpo docente?, entre otras. Si bien es cierto, esto ha traído inconformidades con el personal docente que a más de realizar la práctica docente, es investigador y generador del conocimiento, escribe y publica, con título de Ph.d o Doctor no supera los 4 mil dólares, tomando en cuenta un rango salarial después del cargo de Decano expuesto en decreto antes mencionado.

Bertrand Russell decía “Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos por hacer lo posible lo imposible”. En nuestro país la política hizo posible establecer grandiosas remuneraciones a costa de una débil economía, que estamos pagando todos los ecuatorianos y sin resultados notables que justifiquen una remuneración justa.

Publicado en Educación
Al día de hoy tenemos
  • 59,053 visitas
Calendario
diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Archivo del blog