El origen de los robots


ACTUALIDAD. La idea de autómatas, humanoides o robots,  en forma literaria o tecnológica, fue haciendo cada vez más sobresaliente a partir del siglo XVI.

ARTICULO No 176Algo divertido, sin duda son los robots, para ello existen muchos antecedentes, alguno de ellos está el artículo ‘Los robots entre Mitos y Fantasías’ comentaba que es evidente que la mayoría de dispositivos creados en esas épocas, eran construidos por medio de trucos, de todo tipo de mecanismos como cuerdas, articulaciones, para que imágenes cobren vida y pudieran emitir voces así como ciertas actitudes permitiendo a ciertos sacerdotes de la época sorprender a sus fieles, a cambio de recibir milagros. En búsqueda de información, me llevó a dar con diversos autores como Rabelais, Cervantes y Mary Shelly.

Según, Enrique Ruiz-Velasco Sánchez, docente del instituto de investigación sobre la Universidad y la Educación y autor del libro Educatrónica, menciona que “los autómatas estaban dados por una corriente filosófica de la época que pregonaba que el hombre era una máquina sofisticada, es así como aparecen los primeros autómatas”.

Velasco Sánchez, realiza entonces un recorrido de cómo se idearon los primeros autómatas, comenzado desde la descripción histórica a partir del siglo XVI, muy enriquecedora; siguiendo con Rabelais (1450-1553), describe como Gargantúa toma de pasatiempo favorito el construir un millar de pequeños artefactos automáticos que se mueven por sí mismos. El más conocido de todas las épocas, Cervantes (1547-1655) en la segunda parte de Don Quijote, hace mención a un caballo de madera capaz de volar. Mary Shelley en 1818, en la novela Frankestein pero incluido su nombre y apellido, es quizás el ejemplo más conocido de hombre artificial.

Entrando a los años treinta, el robot alfa, en las exposiciones de Londres y Nueva York, daba cuenta de sus habilidades para decir la hora y leer los periódicos. Sin dejar de lado las películas que fueron el escenario propicio para la presentación de  autómatas, como Blade Runner, robot semejante al ser humano que era casi imposible de ser distinguidos. En la película Saturno 3 y Demon Seed, son considerados robots protagonistas que tienen actitudes inteligentes, con deseo de procrearse. Sin duda, en el año 1977 la Guerra de las Galaxias da una clara muestra de lo que es un robot técnicamente factible con características humanas. Mago de Oz, no del grupo español de rock, sino de la película, actúa un prototipo antropomórfico de los robots que aplican cualidades humanas a objetos.

La maravillosa evolución de los robots desde épocas antiguas, entre mecanismos, mitos y fantasías, se logró conocer cómo fueron manipulados y qué propósitos cumplían. Sin duda alguna las películas han sido el escenario propicio para la presentación de diversos robots, que salieron de la literatura, haciéndose cada vez más prominentes a partir del siglo XVI, adaptando para ello gran variedad de prototipos a escalas real o similar. En definitiva el camino estaba marcado para los autómatas que comenzaban hacer novedad y a relacionarse de apoco con la robótica que es la ciencia que estudia a los robots.

Anuncios
Publicado en Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Al día de hoy tenemos
  • 59,056 visitas
Calendario
julio 2015
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Archivo del blog
A %d blogueros les gusta esto: