Detrás de internet, ¿existe negocio de nuestra información?


La proliferación de información, expresiones sentimentales o alguna otra huella que nos identifique, son verdaderas fuentes potenciales para la venta de información personal, sin que lleguemos a saber, cuál es su destino final. La concentración de información a lo largo del ciberespacio, está dada sobre todo en las redes sociales que ocupan un lugar privilegiado, y con la misma dinámica de información, están los diferentes servicios de correos electrónicos (yahoo, hotmail, Gmail, entre otros) que guardan información confidencial y hasta a veces secreta.

Pareciera imposible adquirir grandes volúmenes de datos, producto de la información personal que deambula a veces libre por el hilo del ciberespacio; pero para los compradores de información ajena resulta sencillo. La verdad no todo les interesa, una que otra información son suficientes, tales como correos electrónicos, dirección de residencia, preferencias (tipo de deporte, que libro lee, plata favorito, entre otros), país de residencia, entre otros.

Sin embargo, el desconocimiento de ciertas reglas de juego, tras abrir alguna cuenta en redes sociales o servicios de correos, nos lleva como usuario aceptar ciertas condiciones de uso de estas plataformas web, sin saber el fin que tendría nuestra información. Por ejemplo, una de las reglas es aceptar las condiciones y ceder los derechos comerciales de nuestros contenidos, e incluso después de muertos, seguiremos con vida en la red; tan solo con aceptar la regla de la perpetuidad de la información, aunque estemos muertos seguiremos con “vida en internet”. Por más que cerremos nuestras cuentas o demos de baja del mundo social en la “web”, nuestra información reposará activamente toda la vida.

Todo pareciera que, mientras nosotros generamos cientos de información, nuestro contenido podría ya estar en el mercado de la subasta, esperando al mejor postor. Aunque esta es una parte del negocio, salta otra, por medio de publicidad de personas anónimas, con anuncios como uno de estos: “Compramos 5.000 direcciones de correos electrónicos, de cualquier tipo de personas, género y edad”, pero estos deben ser de una determinada ciudad importante del país. La curiosidad por este anuncio, no llevó a seguirles el “juego”, se ofreció 2.000 correos electrónicos a los “compradores”, tan solo nos pararían 50 dólares, de esta forma se comprobó, que si existe el negocio de nuestra información, detrás de internet.

En fin, las redes sociales y servicios de correo electrónicos, no se pondrá en duda, que son buenos medios para la socialización y comunicación en internet; sin embargo, el no ser cautos con lo que publicamos o difundimos estaremos evocados al mal uso y malversación de nuestra información.

Anuncios
Publicado en Educación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Al día de hoy tenemos
  • 199.368 visitas
Calendario
enero 2018
L M X J V S D
« Dic   Feb »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Archivo del blog
Tema: Más uso tecnológico en nuevas profesiones
A %d blogueros les gusta esto: